Créditos rápidos

Crédito, ¡rápido!

Los créditos rápidos son la solución para aquellas personas que requieren una cantidad de dinero urgente. Pueden ser también idóneos para aquellos que contemplan deudas o han entrado en las listas de morosos y los bancos les niegan la financiación.

depósitos Los créditos rápidos son créditos al consumo, fáciles de obtener online de forma casi inmediata, ofrecidos por los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC) como COFIDIS, y con un límite de alrededor de 3.000€.

Así es el crédito denominado Vida Libre de COFIDIS, concedido en tan sólo 24h. una vez aprobada la solicitud y que puede ser devuelto hasta en 48 meses, si se desea.

Otras modalidades de crédito rápido que COFIDIS ofrece son bastante similares, variando de acuerdo al importe: Dinero Ya, que permite solicitar hasta 12.000€, Direct Cash, un crédito flexible en el que se puede elegir el importe y el plazo de devolución.

Y el producto estrella, el Préstamo Personal COFIDIS, de hasta 15.000€ al 5,99% TAE en el plazo de un año. Al igual que el resto de créditos de COFIDIS, este Préstamo Personal es inmediato, y carece, además, de gastos de estudio, de apertura y de mantenimiento. Cabe, a su vez, la posibilidad de ser amortizado en 5 años, aunque esto implica un aumento de la TAE.

depósitosSolicitar un crédito urgente: es un proceso sencillo que se puede hacer con una sola llamada o a través de Internet. Sólo se necesita tener el DNI en vigor y contar con una nómina, la compañía financiera evaluará la situación personal del demandante y, si es positiva, le ingresará el dinero en el plazo convenido sin preguntar a qué se va a destinar tal cantidad y garantizando la total confidencialidad.

Antes de solicitar un crédito rápido hay que tener en cuenta los tipos de interés, que pueden superar el 20% TAE, mientras un crédito al consumo de un banco tradicional suele tener una TAE alrededor del 8%.

Este tipo elevado compensa, de algún modo, el riesgo asumido por estas entidades de crédito. Así es que, ante ninguna otra alternativa de financiación, y remediando, en cierta manera, el alto interés por los cómodos plazos de devolución, hasta 44 meses (3 años y 8 meses), los créditos rápidos pueden ser la solución.