Glosario de hipotecas

GLOSARIO DE HIPOTECAS    - El ABC de los préstamos hipotecarios -


hipotecas

Amortización:
Devolución parcial o total (cancelación) de una deuda. Por tanto, si nos referimos a una hipoteca, por ejemplo, supone la devolución del crédito.

Ampliación de hipoteca:
Novación del plazo o del importe por uno mayor. A la hora de ampliar una hipoteca debe considerarse si es mejor la subrogación, esto es la formalización de otra hipoteca con otra entidad financiera y con unas condiciones más ventajosas.

Arras:
Cantidad de dinero que supone una parte del precio total de la vivienda, que el comprador entrega al vendedor del inmueble como garantía de que cerrará la operación de compra en un plazo determinado.

Aval:
Garantía de una tercera persona, normalmente un familiar del comprador (prestatario), que garantiza el pago del préstamo hipotecario en caso de no poder hacerlo éste.

Avalista:
Persona que interviene como garante en un préstamo y que asume las responsabilidades de pago en caso de que el prestatario no haga frente a la deuda y/o a sus intereses.

Capital de una hipoteca:
Importe nominal del préstamo hipotecario, sin incluir los intereses.

Carencia:
Periodo en el que el titular del préstamo sólo paga intereses y no amortiza capital. Se suele ofrecer por un plazo corto -uno o dos años- al iniciarse la operación con el fin de hacer más cómodo el pago inicial del préstamo.

Cartera (Portfolio):
Conjunto de valores mobiliarios que forman parte de un patrimonio.

Comisión de apertura:
La concesión del préstamo por parte de la entidad suele llevar parejo el cobro de una comisión que, bajo el nombre genérico de comisión de apertura, engloba los gastos de estudio y tramitación del préstamo. Suele ser un tanto por ciento del importe del préstamo con una cuantía mínima. Se incluye para calcular el TAE. Cada banco establece las comisiones dependiendo de la cantidad solicitada y de la fidelidad del cliente al banco.

Comisión de cancelación o amortización anticipada:
Comisión que cobra el banco cuando el cliente de un crédito a plazo devuelve parte o la totalidad de la cantidad prestada antes de que concluya el plazo del contrato. La tarifa varía si lo que se amortiza es todo el préstamo, cancelación total,  o sólo una parte, amortización parcial.

En los préstamos a interés variable, la comisión por amortización está limitada por la ley al 1%. En los de interés fijo la comisión suele ser más elevada debido al mayor riesgo que implica para la entidad, que se ve obligada a asegurarse ante posibles oscilaciones de los tipos de interés con el consiguiente coste que esto le supone. En todo caso, la Ley 2/1994, de 30 de marzo, le ofrece dos posibilidades de modificar su préstamo hipotecario: la subrogación y la novación crediticia.

Comisión de estudio:
Cobro por las indagaciones que realiza el banco acerca de la solvencia del cliente antes de ceder un préstamo hipotecario.

Cuenta de ahorro vivienda:
Cuenta de ahorro cuyos fondos son exclusivamente destinados a la adquisición, construcción o rehabilitación de la vivienda habitual del titular de la misma cuenta. La principal característica de las cuentas vivienda son las interesantes ventajas fiscales que incorporan permitiendo desgravarse, durante un máximo de 4 años, el 15% de las cantidades invertidas en esta cuenta que no excedan de 9.000 € anuales. Para las cuentas abiertas antes del 1.1.1999 el plazo es de 5 años. Además, las cuentas vivienda suelen ofrecer un tipo de interés algo más elevado que otras cuentas.


Cuota:

Cantidad de dinero que se paga periódicamente para satisfacer el crédito hipotecario. Lo normal es que se pacte el abono mensual de las cuotas en el caso del interés fijo. En el variable, la cantidad total a pagar dependerá de si ha subido o bajado el interés de referencia. Esto hará que normalmente los pagos mensuales varíen cada año, en función de si los tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo han subido o bajado.

Euríbor:
Tipo de interés interbancario de la zona Euro.

Financiación:
Cantidad de dinero prestado. Para la adquisición de una vivienda suele oscilar entre el 70% y el 80% del valor real del inmueble que se compra.

Finca:
Término con que se designa a un inmueble en el Registro de la Propiedad. Cada vivienda se dice que es una “finca registral”.

Gravamen:
Carga impuesta sobre un inmueble.

Hipoteca 100:
Financiación del 100% del valor de la vivienda.

Hipoteca multidivisas:
Se trata de un préstamo hipotecario suscrito en varias monedas extranjeras que nos permite aprovecharlos de los bajos tipos de interés que rigen en ese momento en los mercados de los países respectivos, así como de la debilidad del tipo de cambio de la divisa en cuestión.

Hipoteca puente:
Compra de una casa nueva a construir (compra sobre plano) por alguien que ya dispone de una vivienda en propiedad. Generalmente se hipoteca la casa en propiedad, evitando un préstamo personal, y con la espera de un año por parte de la entidad financiera para que el cliente venda su casa y reestructurar la situación con el préstamo hipotecario que necesite finalmente. Las entidades financieras no suelen ofrecer este producto como tal, su proliferación permitiría iniciativas de tipo especulativo en un mercado caracterizado por una fuerte revalorización de los precios de la vivienda. Los bancos conceden “créditos o préstamos puente” que consiste en la obtención de un préstamo personal destinado a sufragar la entrada y a los pagos al promotor, que luego se cancela tras la obtención de la hipoteca definitiva.

Hipoteca revolving o giratoria:
Tipo de crédito al consumo con un coste similar al de los préstamos hipotecarios, que pueden solicitar aquellas personas que ya han amortizado parte de un crédito para la vivienda. En estos casos los bancos ofrecen a sus clientes la posibilidad de disponer de un préstamo al consumo por el valor del capital amortizado en el crédito hipotecario.

Hipoteca segunda vivienda:
Crédito para la compra de una vivienda que no es de residencia habitual. Para una vivienda habitual el importe del préstamo es hasta el 80% del valor de tasación. En cambio para la segunda vivienda, el importe del préstamo es menor hasta el 50 - 65 % del valor de tasación.

Hipoteca:
Un préstamo a largo plazo obtenido por individuos para comprar un hogar, que legalmente transfiere la propiedad del deudor al acreedor hasta que la deuda se paga.
Hipotecas con carencia:
Pensada para jóvenes ofrecen carencia durante los primeros años del préstamo hipotecario.

Índice de referencia:
Valor que se utiliza como base de cálculo para obtener el tipo de interés que se aplicará a un préstamo hipotecario concertado a tipo variable cuando se produzca el momento de su revisión.

Interés:
Cantidad pagada como remuneración por la disposición de una suma de dinero que se toma prestada para la compra de un inmueble.

Leasing o contrato de alquiler con derecho de compra:
Contrato mediante el cual, el arrendador traspasa el derecho a usar un bien a cambio del pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado. Al término de este plazo el arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado, devolverlo o renovar el contrato.

Libre de cargas:
Se dice de la finca sobre la que no pesa ninguna limitación a su dominio. Es decir, sobre la que no existen hipotecas, censos, cláusulas resolutorias, usufructos, u otras limitaciones

Margen:
Porcentaje que se añade al índice de referencia en cada revisión del tipo de interés en los préstamos a interés variable para hallar el nuevo tipo de interés aplicable.

Novación:
Modificar los términos de un contrato tras un nuevo pacto entre las partes contratantes.

Oferta vinculante:
Es un documento que los bancos tienen obligación de entregar al solicitante de una hipoteca en el que se concretan hasta el mínimo detalle todos los elementos del préstamo hipotecario. Así mismo la validez de la oferta vinculante no puede ser inferior a diez días hábiles a partir de su fecha de entrega.

Plazo de revisión del tipo de interés:
Se da en el caso de tipo de interés variable. Para hallar el interés a pagar, bastará con aplicar sobre el capital pendiente de amortizar el tipo de interés que resulte de sumar aquel diferencial o margen al tipo de referencia vigente al vencimiento de cada plazo de revisión.

Plusvalía:
Incremento de valor que se produce por la diferencia entre el precio de compra y el mayor de venta de los valores mobiliarios.

Reembolso:
Importe devuelto de forma anticipada del capital de un préstamo. Puede ser parcial o total y suele llevar asociada una comisión.

Renting
Modalidad de arrendamiento de bienes muebles, a medio o largo plazo, por la que el arrendatario se compromete al pago de una renta fija mensual, durante un plazo determinado, y el arrendador se compromete a ceder el uso del bien y a prestar una serie de servicios que incluyen el mantenimiento o servicio técnico, su cobertura de seguro, etc. La principal diferencia con el leasing es que el renting no implica la opción de compra al final del contrato.

Segunda hipoteca:
Se trata de una hipoteca que grava un bien (Ej. una vivienda) ya gravado anteriormente con otra hipoteca. Generalmente se hace por una cantidad menor.

Subrogación:
Existen dos conceptos distintos: 1. Acción por la que el comprador de una finca asume los derechos y obligaciones de otra persona por razón de un préstamo anteriormente concedido con garantía de dicha finca. Es una acción muy habitual cuando se compra una vivienda nueva directamente al promotor de la misma, el cual ha obtenido un préstamo hipotecario para financiar su construcción. 2. Trámite por el cual cambiamos de entidad financiera nuestro préstamo hipotecario, con el fin de lograr una mejora en las condiciones económicas del mismo (tipo de interés), sin necesidad de cancelarlo y formalizar uno nuevo.

Seguro de vida o de amortización del préstamo:
Seguro que cubre el riesgo de fallecimiento o invalidez permanente del titular del préstamo. Si esto ocurre, la familia no tendría que hacerse cargo de la deuda, ya que el seguro se encargaría de devolver a la entidad financiera lo que quede por pagar del préstamo.

(TIN) Tipo de Interés Nominal:
Es el tipo que se menciona usualmente en los contratos en los que se pacta el pago de intereses y se caracteriza porque en él no se descuenta la tasa de inflación (por oposición al tipo de interés real, en el que se resta la inflación).

TAE (Tasa Anual Equivalente):
Es el tipo que efectivamente se paga por la cantidad prestada. La T.A.E. es el resultado de una fórmula matemática que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación. Se trata de un concepto importante, ya que permite conocer cual sería el coste efectivo o real de la operación si los tipos de interés existentes en el momento de la formalización del crédito no experimentaran variación durante toda la vida del mismo cosa que, lógicamente, no ocurre en los préstamos a interés variable. Por eso, la T.A.E. es un elemento más útil y válido en los hipotecarios a interés fijo.

Tipo de Interés Fijo:
Tipo de interés que es fijo para todo el período de duración del préstamo hipotecario. Este tipo suele ser mayor que el tipo de interés variable inicial, ya que el banco o caja asume un mayor riesgo.
Tipo de Interés Mixto:
Alterna el tipo de interés fijo y el variable. Los préstamos hipotecarios a interés variable establecen un plazo inicial en el que el interés es fijo.

Tipo de Interés:
Es el precio que se paga por el dinero prestado para la compra de una vivienda. Se suele expresar en un tanto por ciento anual. Al banco se le devuelve, aparte de la cantidad prestada, este porcentaje calculado sobre aquella cifra. Lógicamente, el tipo de interés es un aspecto muy importante del préstamo hipotecario ya que, unido al plazo, determina lo que usted pagará a lo largo de los años.

Título de propiedad:
Escritura que acredita la propiedad de una finca y en la que se describe la fecha y forma en que se adquirió, así como las características principales de la misma.

Usufructo:
Derecho de uso o disfrute que tiene una persona llamada “usufructuario”, sobre una cosa propiedad de otra persona, llamada “nudo propietario”. El usufructo no puede durar más allá de la vida del usufructuario.